Seleccionar página

Tras las medidas adoptadas por el Gobierno español, vigentes desde el 15 de marzo de 2020, el teletrabajo es la única solución para muchas empresas.

La implementación del teletrabajo obliga a las empresas a requerir a sus empleados el uso prudente y cuidadoso de las medidas destinadas a proteger los datos procesados, tanto personales como los datos de la empresa. Cualesquiera que sean estos datos (comerciales, financieros, técnicos, jurídicos, administrativos, etc.), son esenciales para la continuidad de su negocio y la sostenibilidad de su empresa.

Los ciberataques no cesarán durante la crisis de COVID-19, y los riesgos se ven aumentados por la dispersión de los empleados que trabajan desde casa. La crisis informática no debe añadirse a la crisis sanitaria.

A continuación, les presentamos recomendaciones basadas en el entendimiento de que sus empleados trabajan desde casa (siendo incluso más estrictas si se trabaja desde un coworking, un hotel o incluso en el transporte público):

  • Evitar el uso de dispositivos que no sean proporcionados por la empresa: La empresa no puede monitorearlos, controlarlos y protegerlos tanto como sus propios.
  • Asegurar la vigilancia constante sobre los dispositivos proporcionados por la empresa, ya que las residencias privadas no proporcionan la protección física que ofrecen los locales de la empresa: Apague el ordenador portátil y guárdelo discretamente cuando salga de su casa. No deje el ordenador portátil solo en un vehículo, ni siquiera cerrado con llave. No deje el ordenador portátil solo en un lugar visible desde el exterior.
  • Conéctese a los recursos de la empresa sólo a través de una VPN o a través de una nube segura.
  • Compruebe que el Wi-Fi utilizado en casa es seguro y requiere una contraseña fuerte para conectarse.
  • No reenvíe sus correos electrónicos profesionales desde su buzón privado/personal.
  • No conecte (físicamente o a través de Wi-Fi o Bluetooth) dispositivos personales o de terceros (como llaves USB, tarjetas SD, discos duros externos, dispositivos conectados, etc.) al portátil profesional de la empresa.
  • No permita que otros miembros de la familia (y menos aún terceros), incluidos los niños, utilicen el ordenador portátil.
  • Preste atención a cualquier llamada o videoconferencia sensible que pueda tener. La discreción profesional sigue siendo en vigor.
  • Por último, avise su responsable de IT y/o a su RPD (responsable de protección de datos), así como, en su caso, a su responsable de seguridad en caso de cualquier incidente de seguridad. Su vigilancia y la de sus empleados son esenciales para la integridad de sus sistemas, la protección de su información y la continuidad de su negocio.

Su vigilancia y la de sus empleados son esenciales para la integridad de sus sistemas, la protección de su información y la continuidad de su negocio.

Para más información y consultas, rogamos se ponga en contacto con nuestro equipo de abogados

O, si lo prefiere, directamente con nuestro socio Sönke Lund

sonke.lund@grupogispert.com

+34 607298661

Sönke Lund

Sönke Lund

Abogado y socio de Grupo Gispert

Share This