Abogados y Economistas

18·01·2018

Código Civil Catalán: cambio profundo y silencioso

- Montse Martínez Bastida

Explicado en frío puede parecer chocante, pero desde el uno de enero de este año los catalanes podemos adquirir un bien sin fijar el precio, podemos rescindir una compraventa ya firmada si el precio es inferior a la mitad del valor de mercado y podemos (en ciertas circunstancias) suspender el pago de obligaciones previamente contraídas. Ello es consecuencia de la modificación del Código Civil de Cataluña y cuya reciente entrada en vigor está pasando extrañamente desapercibida, pese a que afecta a importantes aspectos de nuestra vida cotidiana, como la adquisición de una vivienda, la compra de un coche o las reformas de la casa.

En cuanto a la determinación del precio, el nuevo Código Civil establece que si el contrato de compraventa no determina el precio se entiende que éste será el generalmente cobrado en circunstancias comparables. Pongamos el caso de la compraventa de un coche de segunda mano en que vendedor y comprador han acordado la venta pero que no han fijado un precio de venta: con la anterior regulación, el contrato hubiera sido ineficaz por la falta de un elemento esencial como es el precio, pero con la nueva regulación sí será válido ya que el precio podrá ser fijado de acuerdo con el valor de mercado de segunda mano según su antigüedad, marca y kilometraje entre otros parámetros.

También según la nueva regulación es posible suspender el pago del precio del bien comprado si se tienen motivos razonables para creer que la parte que debe entregar el bien no cumplirá sus obligaciones. Es un caso habitual en la compraventa de pisos sobre plano, en que hay obligación por parte del comprador de realizar determinados pagos antes de la entrega del piso. Anteriormente, si el comprador tenía motivos para creer que el piso no se entregaría en el plazo pactado, no podía suspender el pago de los plazos sin un posible incumplimiento y resolución del contrato de compraventa. Ahora, si el comprador prevé que el vendedor no le entregará el piso en el plazo acordado, podrá suspender el pago sin que le suponga un incumplimiento contractual.

Por último, el nuevo Código Civil de Catalunya permite, por ejemplo, que se resuelva el contrato de compraventa de un cuadro, o de una joya si se ha vendido por menos de la mitad de su precio de mercado, cuestión que de nuevo deberá establecerse por medio de una tasación independiente. Este supuesto estaba previsto en la anterior regulación únicamente en relación  a los bienes inmuebles, la novedad es que ahora el citado supuesto se extiende a todo tipo de bienes patrimoniales.

El nuevo Código Civil de Catalunya supone la introducción de una reglamentación moderna, adaptada a las disposiciones europeas vigentes en esta materia y debe considerarse un avance importante en materia de protección de los derechos de los consumidores.

Montse Martínez:
Profesora de la Universitat Rovira i Virgili
Abogada Grupo Gispert

Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar contenido, o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnología en nuestra web. Puedes cambiar de opinión y personalizar tu consentimiento siempre que quieras
Política de privacidad