Advocats i Economistes

18·05·2015

¿Pueden iniciarse ejecuciones respecto de un contra la masa?

Grupo Gispert - Cristina Delgado Fdez. de Heredia

Análisis de la Sentencia del Tribunal Supremo, Sala 1ª, nº 711/2014 de fecha 12 de diciembre de 2014.

Normativa relacionada: art. 8.3º, 8.4º, 24.4, p 2º, 55, 56, 57.3º, 84.3, 84.4º, 145, 148, 154 y 176 bis de la Ley Concursal. 

Antecedentes.

El objeto de análisis de la presente Sentencia se centra en determinar si un acreedor puede iniciar una ejecución, separada al procedimiento concursal, de un crédito contra la masa, de acuerdo con la normativa prevista en la Ley Concursal.

En el caso que nos ocupa, la TGSS acordó trabar embargo sobre bienes de la concursada, en aras de cobrar unos créditos contra la masa que se habían devengado, a su favor, con posterioridad a la aprobación del plan de liquidación.

La administración concursal instó procedimiento incidental solicitando que se acordara la nulidad del procedimiento de apremio y se dejara sin efecto el embargo trabado sobre bienes propiedad de la concursada.

El Juzgado de Primera Instancia fallo estimando parcialmente la demanda en base a que, por un lado, tiene competencia exclusiva para conocer de la ejecución de los bienes del concursado que se lleva a cabo mediante la liquidación concursal. Por otro lado, determinó que abierta la fase de liquidación, no puede seguirse ejecución posterior ya bien sea administrativa o judicial por créditos contra la masa.

Ante la Sentencia dictada en primera instancia, la TGSS interpuso recurso de apelación contra de la misma en tanto que, a su entender, de acuerdo que con el artículo 84.4º de la Ley Concursal cabe la ejecución de créditos contra la masa sin que ello suponga entrar en una contradicción con lo establecido en los artículos: 8.3º, 8.4º, 24.4º, 145, 148 y 176 bis de la Ley Concursal. 

A su entender, la ejecución separada prevista en el artículo 84.4º LC constituye una excepción legal a lo establecido en el artículo 55 del mismo precepto legal, el cual determina que una vez declarado el concurso no pueden iniciarse ejecuciones separadas sobre bienes de la concursada.

Interposición de recurso de Casación  y Doctrina del Tribunal Supremo.

La Administración concursal, no estando conforme con la sentencia dictada en apelación, interpuso recurso de casación ante la Sala 1ª del Tribunal Supremo por infracción de los artículos: 8.3º, 8.4º, 24.4º, 145, 148, 154 y 176 bis de la Ley Concursal.

El alto Tribunal determinó que no pueden iniciarse ejecuciones separadas contra créditos contra la masa, por los siguientes motivos:

1.- La reforma introducida por la Ley 38/2011, de 10 de octubre trasladó la referencia a la ejecución de los créditos contra la masa del antiguo artículo 154.2 al 84.4º de la Ley Concursal. 

Si bien dicho precepto legal determina que las acciones relativas al pago de los créditos contra la masa deben efectuarse únicamente mediante la interposición de incidente concursal, por lo que, se desprende que el Juez de lo mercantil es el que goza de competencia exclusiva para conocer de las ejecuciones en relación al patrimonio de la concursada.

Además, establece que el acreedor no puede iniciar ejecuciones, ya bien sean administrativas como judiciales para hacer efectivos los créditos contra la masa hasta que: se apruebe un convenio, se abra la fase de liquidación o transcurra un año desde la declaración de concurso sin que se haya producido ninguno de estos actos.

2.- La interpretación del referido precepto legal debe de ser sistemática con el resto de preceptos legales de la Ley Concursal en tanto que el contenido del mismo, entra en contradicción con diferentes preceptos legales del mismo cuerpo legal.

3.- Le corresponde a los jueces de lo mercantil la competencia para conocer de las ejecuciones respecto de los bienes propiedad de la concursada y que se encuentran afectos a la actividad de la misma.

4.- El artículo 55 de la LC establece la clara prohibición de que una vez declarado el concurso no pueden iniciarse ejecuciones singulares, judiciales o extrajudiciales, ni seguirse apremios administrativos o tributarios contra el patrimonio del deudor. Ello opera tanto sobre créditos concursales como créditos contra la masa.

Únicamente cesa la prohibición prevista en el artículo 55 LC cuando se aprueba un convenio, de conformidad con lo establecido en el artículo 133.2 LC, ello es que se levantan los efectos del concurso una vez se ha aprobado un convenio.

5.- La apertura de la fase de liquidación en sede concursal implica una única ejecución universal de todo el patrimonio del deudor concursado y ello en relación con la prelación de las reglas legales de cobro.

6.- La ejecución de créditos contra la masa ejercitada de forma separada a la liquidación concursal entra en contradicción con el artículo 176 bis de la LC toda vez que, en caso de darse el supuesto de insuficiencia de masa activa para hacer frente al pago de los créditos contra la masa pues si se acordase una ejecución separada se estaría alternado y vulnerando la prelación del orden de pago prevista para los mismos.

7.- Finalmente, se verían vulnerados el principio de unidad procesal, el principio de universalidad y la par conditio creditorum, todos ellos principios que integran el espíritu de la norma concursal.

 

Cristina Delgado y Carla Joana Maia

La teva privacitat és important per a nosaltres

Utilitzem cookies en el nostre lloc web per personalitzar contingut, o analitzar el nostre trànsit. Fent clic consenteixes l'ús d'aquesta tecnologia al nostre web. Pots canviar d'opinió i personalitzar el teu consentiment sempre que vulguis
Política de privacitat