Advocats i Economistes

18·05·2015

El Centro de trabajo

Grupo Gispert - Kautar Arhoun Essouissi

El TJUE dictó Sentencia el pasado 30 de abril de 2015, en el Asunto C-80/14, en la que resolvía la cuestión prejudicial que planteaba un Tribunal de Reino Unido, en relación al concepto de “CENTRO DE TRABAJO”  en el marco de los despidos colectivos, regulados por la Directiva 98/59/CE del Consejo, de 20 de julio de 1998.

La cuestión prejudicial se plantea a partir de las reclamaciones que interpusieron una trabajadora (Sra. Winslow) y sindicato sectorial (USDAW) (organización sindical, que cuenta con más de 430.000 afiliados en Reino Unido) contra dos  sociedades ante el Employment Tribunal Liverpool y el Employment Tribunal London Central, en nombre de afiliados y ex trabajadores de las sociedades, de los que habían sido despedidos por causas económicas durante un periodo de 90 días.

Los despidos fueron realizados cuando cayeron en situación de insolvencia y fueron declaradas en concurso de acreedores que afectaron a miles de trabajadores en Reino Unido.

En primera instancia se condenó a los empresarios al pago de las indemnizaciones de protección de trabajadores despedidos por no haberse seguido el procedimiento de consulta previa antes del Expediente de Regulación de Empleo, tal y como exige el derecho británico, por lo que falló a favor de los trabajadores y se concedieron las indemnizaciones a favor de algunos trabajadores.

La indemnización fue denegada a 4.500 empleados aproximadamente debido a que habían trabajado en centros de trabajo con menos de 20 trabajadores, y a su juicio, cada uno de esos centros de trabajo debían considerarse por separado, por lo que no se alcanzaron los mínimos establecidos para el periodo de consulta.

La petición de decisión prejudicial trata sobre la interpretación del artículo 1, apartado 1, párrafo primero, letra a), de la Directiva 98/59/CE del Consejo, de 20 de julio de 1998, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros que se refieren a los despidos colectivos, en la normativa se regulan las obligaciones de información y de consultas en caso de despido colectivo.

La Court of Appeal (England & Wales) (equivalente al Tribunal Supremo español), planteó  al TJUE si la expresión “al menos igual a 20” que aparece en la Directiva, se refiere al número de despidos que realiza el empresario en conjunto por todos los despidos realizados en la empresa, o se refiere al número de despidos realizado en cada centro de trabajo.

Y por otro lado, también solicitó al TJUE que aclarará el sentido del concepto de centro de trabajo, y explicase si éste comprende la totalidad de la empresa, o cada una de las tiendas.

A las cuestiones planteadas el TJUE, responde de la siguiente manera en su sentencia.

La definición de centro de trabajo es: 

 “aquella unidad a la que se hallan adscritos los trabajadores afectados por el despido para desempeñar su cometido. A efectos de la definición del concepto de «centro de trabajo» no resulta esencial que dicha unidad disponga de una dirección facultada para efectuar autónomamente despidos colectivos”. 

“(…) Los conceptos de «empresa» y de «centro de trabajo» son distintos y que el centro de trabajo es, por regla general, una parte de una empresa. No obstante, ello no excluye que el centro de trabajo y la empresa puedan coincidir en aquellos casos en los que la empresa no disponga de varias unidades distintas (…)”

“(…) la entidad en cuestión no debe estar dotada necesariamente de autonomía jurídica alguna ni de una autonomía económica, financiera, administrativa o tecnológica para poder ser calificada de «centro de trabajo». (…)”

Para considerarse los despidos realizados como despido colectivo: 

“(…) la Directiva 98/59 exige que se tomen en consideración los despidos llevados a cabo en cada centro de trabajo considerado por separado (…)”

El TJUE aclara que no es adecuada la interpretación de la Directiva 98/59 en la que se toman en consideración todos los despidos llevados a cabo en todos los centros de trabajo de una empresa aumentando de manera considerable el número de trabajadores que podrían beneficiarse de la protección de la Directiva, lo que sería conforme a uno de sus objetivos, pero no a la interpretación que realiza el propio TJUE. Una interpretación en ese sentido (todos los centros y todos los trabajadores) sería contraria al resto de objetivos de la propia Directiva, que es la protección de los derechos de los trabajadores en los diferentes Estados miembros y el equiparar la protección para todas las empresas de la UE (igualar las cargas al tener que cumplir diferentes obligaciones de información y consulta en función del Estado que se trate en relación con la misma Directiva). Incluso dicha interpretación podría pasar de un ámbito de aplicación colectiva a individual, es decir, al despido de un único trabajador de un centro de trabajo distinto y alejado de otros centros de trabajo de la misma empresa. 

Lo anterior es independiente de las normas que cada Estado miembro adopte en su legislación y que sea más favorable a los trabajadores, siempre ateniéndose a la definición del concepto de centro de trabajo establecido en la presente resolución. 

Por tanto, el TJUE declara  que la interpretación de la expresión «al menos igual a 20» exige que se tomen en consideración los despidos efectuados en cada centro de trabajo y sean considerados por separado.

La teva privacitat és important per a nosaltres

Utilitzem cookies en el nostre lloc web per personalitzar contingut, o analitzar el nostre trànsit. Fent clic consenteixes l'ús d'aquesta tecnologia al nostre web. Pots canviar d'opinió i personalitzar el teu consentiment sempre que vulguis
Política de privacitat