Advocats i Economistes

29·04·2015

Suspensión de la Legalización de Libros

Grupo Gispert -

El Tribunal de Justicia de Madrid, mediante Auto nº 84 de fecha 27 de abril de 2015, ha acordado la suspensión de la Instrucción de 12 de febrero de 2015, de la Dirección General de los Registros y del Notariado sobre legalización de los libros de los empresarios, en aplicación del artículo 18 de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

La consecuencia inmediata de la suspensión y hasta que no recaiga Sentencia en ese procedimiento, es la no aplicación de la citada Instrucción, lo que supone que los libros de los empresarios deberán presentarse en el Registro Mercantil correspondiente, en la forma en que venía haciéndose hasta ahora.

De este modo y por lo que se refiere a los Libros contables (Diario e Inventario y Cuentas Anuales) se presentarán en formato papel o en soporte electrónico CD, como se hacía hasta el momento.

Y, en cuanto a los libros de actas, libro registro de socios o Libros de acciones nominativas no se presentarán telemáticamente por ahora manteniéndose su obligatoria llevanza en formato papel.

Los argumentos del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, para suspender los efectos de la Instrucción, claros y contundentes, son los siguientes:

  • El contenido de la Instrucción tiene naturaleza jurídica de disposición de carácter general, por cuanto la Dirección General de los Recursos y del Notariado únicamente puede dirigirse a los Registros y Notarios, y no a los terceros (empresarios, sociedades de capital, etc…) por lo que entiende que la Instrucción excede de lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley 30/1992.
     
  • La Instrucción desarrolla la Ley 14/2013 y el Tribunal entiende que la Dirección General de los Recursos y del Notariado no tiene potestad reglamentaria para hacerlo.
     
  • La Instrucción entra a regular las funciones de la Junta General, en tanto que exige que la misma debe ratificar las actas, extralimitándose de forma clara y contradiciendo lo dispuesto en la Ley de Sociedades de Capital vigente.
  • La Instrucción incluye a las asociaciones, fundaciones, etc…cuando estas se encuentran inscritas en registros distintos del Registro Mercantil de manera que no pueden verse afectadas por la Instrucción.
     
  • La sección 22ª de la Instrucción dice que los Registradores librarán certificación a petición judicial con valor probatorio, cuestión que no está regulada en la Ley de Enjuiciamiento Civil por lo que la Instrucción se extralimita tanto del contenido de la Ley de Emprendedores como de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
     
  • Entiende que la suspensión salvaría el perjuicio a las empresas consistente en el riesgo que terceros pudiesen conocer de sus estrategias empresariales al no haberse regulado la protección de la tan sensible información que se enviará al Registro Mercantil contenida en los libros contables, de actas y libro registro de socios o acciones nominativas.
  • No suspender la Instrucción causaría inseguridad jurídica y daños de imposible cuantificación tanto a los particulares como al sistema empresarial español.
     
  • El Tribunal entiende que debe prevalecer la protección de la confidencialidad de los datos empresariales por encima del cumplimiento de la Instrucción.
     

Por tanto la consecuencia inmediata del auto como decíamos, es la falta de efectos de lo dispuesto en la Instrucción por lo que no será necesaria, por el momento, la presentación telemática de los libros empresariales.

La teva privacitat és important per a nosaltres

Utilitzem cookies en el nostre lloc web per personalitzar contingut, o analitzar el nostre trànsit. Fent clic consenteixes l'ús d'aquesta tecnologia al nostre web. Pots canviar d'opinió i personalitzar el teu consentiment sempre que vulguis
Política de privacitat